¿A qué edad tienen que empezar a lavarse los dientes los niños?

por / Viernes, 27 febrero 2015 / Publicado enSalud dental
higiene dental en niños

¿Cuándo darle a un niño su primer cepillo de dientes? ¿Desde qué edad pueden usar pasta de dientes? ¿Y tienen que usar un dentífrico infantil? La Asociación Dental Americana cambia el protocolo de actuación indicando que se empiecen a cepillar los dientes con un poquito de pasta de dientes dos veces al día tan pronto como aparezcan.

 

La higiene bucal del niño

 

El ‘problema’ de los dientes en los niños está en combinar la eficacia del flúor de los dentífricos para prevenir la aparición de caries y, al mismo tiempo, evitar que los niños demasiado pequeños ingieran flúor cuando aún no saben escupir, una sustancia que -en exceso- puede causar fluorosis. Esta afectación del esmalte (que puede teñir los dientes de color marrón) es más frecuente en el periodo de formación de los dientes, por lo que hasta ahora la recomendación más extendida era no usar la pasta de dientes hasta los dos años y siempre, en cantidades muy reducidas.

Sin embargo, la ADA considera que la prevención de las caries debe empezar desde las edades más tempranas, por lo que recomiendan usar pasta de dientes tan pronto como éstos aparezcan, aunque eso sí, en cantidades muy pequeñas (menos de un grano de arroz).

Por ese equilibrio entre beneficios y riesgos insisten en que los niños deben escupir la pasta de dientes tan pronto como tengan capacidad para ello.

 

 

¿Cómo debe ser esa limpieza y los materiales empleados para ello?

Lo ideal es comenzar a limpiar la boca del niño con una gasita húmeda desde que nace. También se puede emplear uno de esos modelos que se insertan en el dedo de los papás para mayor movilidad. El cepillo en todo caso ha de ser suave, de cerdas flexibles, una vez que haya brotado el primer diente.

En cuanto al dentífrico a emplear, los niños pueden usar dentífricos ‘infantiles’, que suelen tener un sabor más agradable que los de adultos, pero siempre que contengan la cantidad de flúor adecuada a cada edad. Antes de los dos años basta con 500 partes por millón, pero a partir de los dos años se debe aumentar a 1.000 partes por millón.

¿Habías oído hablar de la “Caries del biberón”?

Los zumos de fruta, por ejemplo, tienen un alto contenido de azúcar y no deberían representar más del 10% de la dieta del bebé. Sin embargo, la mayoría de los pequeños sobrepasan este porcentaje. Como resultado, los zumos de fruta pueden causar erosión en el esmalte de los dientes. Por ello, nunca se debe dejar que el bebé se duerma con un biberón de zumo de fruta. Los dientes recién salidos terminan bañados en una sustancia que produce caries rampantes en los dientes y que puede causar la denominada “caries del biberón”.

 

 

Los bebés acostumbrados a dormirse con el biberón en la boca tienen más probabilidades de desarrollar caries en los dientes de leche, ya que no se limpian sus dientecitos durante un período largo de tiempo y los ingredientes como la maltosa, la glucosa, la sacarosa y la lactosa pueden producir caries.

 

Etiquetado bajo: , ,

Deja un comentario

*

SUBIR