Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente el 15% de la población, tiene miedo al dentista. Ese temor se puede convertir en odontofobia, fobia al dentista, cuando se generan síntomas fisiológicos como temblores, sudoración, ansiedad e incluso alteraciones del sueño.

En Clínica Dental Alcalá contamos con profesionales especializados en odontofobia, que utilizan diferentes pautas de relajación para reducir y acabar con los temores.

Para identificar de donde viene ese miedo, lo más importante es compartirlo con nuestros doctores, y ellos se encargarán de acabar con él. Es muy común que ese miedo venga derivado del ruido de los aparatos, de las inyecciones, de una mala experiencia, o de la extracción de dientes o muelas, entre otras.

Si tienes miedo a pasar por nuestra consulta lo primero que te recomendamos es que pidas cita cuanto más próxima, mejor. Esto reduce el tiempo de espera para pensar en la cita. También te ayudará practicar técnicas de respiración y escuchar música relajante.

En casos de cuadros fóbicos agudos, nuestro equipo incorpora otras técnicas como la anestesia sin agujas o la sedación consciente.

 

 

 

Si eres de los que piensan que solo con enjuagar tu cepillo de dientes después de usarlo es suficiente para desinfectarlo, estás muy equivocado. Si no lo limpias correctamente a diario, acumula residuos de tu boca y de la pasta, que unidos al ambiente húmedo del cuarto de baño, ayudan a la propagación de bacterias.

Te damos unos consejos de cómo desinfectar tu cepillo de dientes correctamente:

Con agua hirviendo: pon tu cepillo de dientes en un envase con agua hirviendo durante 3 minutos. Después, enjuágalo con agua fría para que las cerdas recuperen su estado.

Agua caliente y vinagre: para eliminar las bacterias, enjuaga tu cepillo en un recipiente con agua caliente y vinagre blanco durante 2 horas. Después enjuágalo muy bien con agua fría.

Vinagre y bicarbonato de sodio: en un vaso mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con otras dos cucharadas de vinagre blanco. Introduce tu cepillo para desinfectarlo una media hora. Después vuelve a enjuagarlo bien con agua fría.

Enjuague bucal: otra de las maneras para acabar con las bacterias es meter tu cepillo en un vaso con enjuague bucal durante media hora.

Bicarbonato de sodio: El bicarbonato de sodio también ayuda a eliminar las bacterias de nuestro cepillo de dientes. Coloca tu cepillo en un vaso con agua y una cucharada de bicarbonato de sodio. Deja actuar durante 30 minutos y enjuágalo nuevamente con agua.

 

Continuando con nuestra apuesta constante por la innovación, desde hoy ya está disponible para todos los internautas nuestra nueva web corporativa, con una imagen renovada y ofreciendo un espacio fiel a los valores y al ADN de Clínica Dental Alcalá.

La estructura de la nueva web permite al usuario localizar más fácilmente la información mediante una navegación más sencilla e intuitiva. Emplea técnicas de diseño responsive, permitiendo la visualización de los contenidos desde cualquier dispositivo móvil (tablet o smartphone).

Además, el site está diseñado cumpliendo los requisitos de accesibilidad según las normas de nivel ‘AA’, que aseguran que todos los usuarios puedan acceder en condiciones de igualdad a los contenidos publicados.

Con todo ello, mejoraremos la experiencia online del usuario mediante una optimización de los contenidos y una mayor usabilidad en el manejo de la información.

La nueva web corporativa pasa a ser una de las principales herramientas en la comunicación, y en la difusión de la estrategia y el refuerzo de nuestra imagen corporativa.

También, se ha mejorado la estrategia y el posicionamiento en las redes sociales que permitirá una mayor interactividad. Contamos con  un nuevo perfil en Instagram y también comunicamos de forma activa a través de Facebook y Twitter.

 

En Clínica Dental Alcalá contamos con una gran experiencia en tratamientos odontológicos y dentales en niños con síndrome de down. Llevamos más de 30 años cuidando de sus bocas.

Siempre recomendamos a los padres que visiten nuestra Clínica con sus hijos para que empiecen con revisiones desde muy pequeños, con el objetivo de que se vayan familiarizando con nuestro equipo de profesionales y con el instrumental odontológico.

Les explicamos a los padres los cuidados dentales que deben seguir y regalamos a los niños la limpieza bucal anual.

Estos niños normalmente presentan diferentes peculiaridades en sus bocas:

– Su lengua suele ser más grande y suelen tener un mayor desarrollo de la mandíbula respecto al maxilar, lo que puede producir maloclusiones dentarias futuras. También se produce mordida cruzada posterior.

– Muchos de ellos sufren bruxismo

– Con mucha frecuencia respiran por la boca y producen sequedad en la mucosa oral y tendencia a tener los labios agrietados.

– Retraso de la erupción dentaria, presentando alteraciones dentales de número (agenesia), estructura (hipoplasia e hipocalcificación), forma (Incisivos cónicos) y tamaño (microdoncia).

– Los niños con Síndrome de Down tienen mayor susceptibilidad para sufrir la llamada enfermedad periodontal o periodontitis.

 

El flemón dental o también llamado absceso es una de las molestias bucales más frecuentes. Está provocado por una infección bacteriana debido a una fisura o caries dental, que permite que las bacterias lleguen hasta la raíz del diente o encía. Esto da lugar a una fístula en la encía, que es un bulto por el que supura el pus provocado por la infección. También puede deberse a trauma en los dientes o a gingivitis o enfermedad de las encías.

Causas

Las principales causas de aparición de un flemón dental son:

  • Presencia de caries en los dientes.
  • Enfermedad periodontal.
  • Falta de higiene dental
  • Dieta demasiado rica en azúcares.
  • Pulpitis o inflamación de la pulpa dental.

Síntomas

  • Dolor severo y continuo, a veces en forma de punzadas fuertes.
  • Inflamación de la boca o de la encía.
  • Enrojecimiento de la boca y la cara.
  • Gran sensibilidad de los dientes al calor o al frío.
  • Dolor al masticar o al tocar el área infectada.
  • Inflamación de los ganglios del cuello.
  • Sabor amargo en la boca y mal aliento.
  • Una llaga abierta de donde sale pus.
  • Inflamación en el área de la mandíbulas superior o inferior.
  • Dificultad para abrir la boca o tragar.
  • Malestar general.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Diarrea.

En Clínica Dental Alcalá te recomendamos que, para evitar posibles complicaciones, no subestimes su aparición y al primer síntoma acudas a vernos.

Valoraremos la causa que ha provocado el flemón y procederemos a elegir el tratamiento más adecuado para eliminar la infección (antibióticos, antiinflamatorios) y recuperar el diente (endodoncia, empaste).

Insistimos en la necesidad de que no dejes pasarlo, porque una de las complicaciones del flemón es que puede provocar la pérdida de la pieza dental.

Prevención

Para evitar la aparición de abscesos, es fundamental que lleves una higiene bucal correcta y diaria, cepillándose los dientes y usando el hilo dental. En caso de golpes que rompan, astillen o aflojen tus dientes es necesario que nos visites y lo valoremos.

También es necesario que nos visites regularmente para realizar un buen chequeo de tu boca, porque una caries, por pequeña que sea, debe tratarse enseguida para evitar que se desarrolle un absceso.

 

La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) ha advertido que el uso excesivo prolongado del chupete en el tiempo, en concreto más de los 24 meses, puede provocar que los caninos choquen entre sí y ambas filas de dientes no se cierren correctamente causando la ‘mordida abierta’.

Además, la acción de succionar pone en funcionamiento una serie de músculos de la cara que, junto con la posición de la lengua, hacen que, finalmente las líneas superiores e inferiores pierdan su paralelismo causando mordida cruzada.

Sin embargo, para que las malformaciones sean evidentes, es necesario ejercer una presión más o menos constante durante varias horas diarias.

En este sentido, desde SEDO explican que el uso permanente del chupete descoloca los dientes, pero si se retira antes de los dos años vuelven a reubicarse unos meses después. El motivo es que, dejándolo antes de los 24 meses, no llegan a producirse malformaciones de la articulación temporomandibular ni deformaciones óseas significativas que modifiquen la arcada dental definitiva.

Sin embargo, se han realizado diversos estudios que demuestran que, retirándolo a tiempo, es un instrumento muy útil, tanto para los niños como para sus padres. El chupete ayuda a los bebés a conciliar el sueño y a calmarse cuando lloran, reduce la incidencia de la muerte súbita y es menos perjudicial que el hábito de chuparse el dedo (o incluso la mano), o dormirse mientras toman el biberón durante la llamada fase oral.

Otra cosa positiva del chupete es que les ayuda a estimular el efecto de succión, ya que, a veces, cuando son muy pequeños o prematuros no tienen fuerza suficiente para succionar y una forma de ayudarles es “haciendo gimnasia” con el chupete.

Consejos para el buen uso del chupete

La Sociedad Española de Ortodoncia destaca una serie de recomendaciones respecto al uso del chupete para evitar daños en el desarrollo de la boca del bebé:

– Emplear el chupete como método para evitar la succión del dedo, que tiene unas secuelas más graves.

– Limitar el uso del chupete a los 18-24 meses de edad, ya que existe una fuerte asociación entre este hábito y la alteración en la posición de la lengua que puede dar lugar a maloclusiones o malas mordidas.

– No utilizar el chupete para retrasar una comida.

Si las maloclusiones no se corrigen de manera precoz el niño puede desarrollar una maloclusión más grave y más difícil de corregirlas.

Por ello, coincidimos con SEDO en recomendar que cuando los niños cumplan los 6 años hay que llevarlos a que los revise un ortodoncista. A esa edad estaremos a tiempo de realizar un sencillo tratamiento de ortopedia dentofacial que puede evitar una operación de cirugía ortognática en la edad adulta.

 

En la actualidad existe una gran oferta de dentífricos en supermercados y farmacias, lo que hace que muchos de nuestros pacientes nos preguntan qué pasta deben elegir.

Nosotros siempre recomendamos que antes de elegir una pasta dental pasen a vernos y, dependiendo del estado de su boca, les aconsejaremos cuál es la más conveniente.

Hay diferentes tipos de pastas dentales: la tradicional para prevenir la caries; las que tratan la sensibilidad y enfermedades periodontales; y las blanqueadoras.

Para prevenir la caries, nosotros siempre recomendamos dentífricos que tengan una cantidad de flúor superior a 1.000 partículas por millón (ppm). Este tipo de pastas aumentan la resistencia del esmalte y frenan la aparición del sarro. En cuanto a los niños también recomendamos dentífricos de 1.000 ppm. Eso sí, una cantidad equivalente a un grano de arroz hasta los 3 años, y una cantidad similar a un guisante hasta los 6 años.

Por otro lado, en los supermercados y en las farmacias también hay pastas dentales que reducen la sensibilidad dental ocasionada por el desgaste del esmalte; y las que combaten las enfermedades periodontales como la gingivitis (que provoca el sangrado de las encías). Nosotros recomendamos que no deben utilizarse más de 15 días seguidos, y si el problema continúa invitamos a nuestros pacientes que pasen a vernos porque puede tratarse de algo más importante.

En cuanto a las pastas blanqueadoras, nosotros siempre recomendamos que sólo se utilicen como apoyo de un tratamiento de blanqueamiento dental, ya que por sí solas su efecto es muy limitado.

 

Existen varias aplicaciones con las que aprenderán técnicas de cepillado de forma divertida. Happy Touch, es una app de un juego con animales para niños a partir de 2 años. Eligen un animal y aprenden a cepillarles los dientes tocando la pantalla del smartphone.

También podemos destacar varias apps de cuentos interactivos como Brushing Time o Good Night Star. El primero, ayuda a los niños a familiarizarse con el hábito de cepillarse los dientes y a valorar su importancia para la salud bucal y para su propio futuro. El segundo, cuenta la historia una estrella que, tras lavarse los dientes ya puede irse a dormir.

Otra app muy recomendable para los peques es Bad Teeth Doctor, donde no solo aprenden a limpiarse los dientes sino que también se les enseña a eliminar los gérmenes de la boca o a limpiarse la lengua.

 

La periodontitis es una enfermedad infecciosa crónica que afecta a los tejidos que rodean y sostienen los dientes, y que en los adultos es la causa principal de la caída de los mismos.

La primera señal de alerta que nos indica que podemos padecer esta enfermedad, es la aparición de un enrojecimiento y un sangrado de las encías tras cepillarnos los dientes.

Otros síntomas son: la halitosis o mal aliento; la retracción gingival (dando a los dientes el aspecto de estar alargados); movilidad de dientes o dientes flojos, y por último, la pérdida de dientes.

Por otro lado, la periodontitis también conlleva riesgos sistémicos, como infartos de miocardio e ictus; diabetes mellitus, y partos prematuros y de bajo peso.

Causas 

La periodontitis viene causada por:

– Placa bacteriana y sarro

– Tabaco.

– Estrés.

– Edad.

– Enfermedades sistémicas: tales como alteraciones hematológicas, o alteraciones genéticas, entre otras.

Tipos

Hay varios tipos de periodontitis:

– Crónica: es el tipo de pediodontitis más común. No afecta a todos los dientes por igual ya que el avance de la enfermedad es lento.

– Agresiva: aunque puede aparecer a cualquier edad, lo normal es que se manifieste a una edad temprana. Se caracteriza por la pérdida de inserción y una destrucción ósea rápida.

– Sistémica: pueden ser manifestaciones tempranas de diabetes, leucemias, alteraciones de neutrofilos, etc.

– Necrosante: se trata de una infección caracterizada por la necrosis y decapitación de las papilas interdentarias, que se manifiesta, además, con hemorragia gingival y dolor.

La necrosis gingival evoluciona con rapidez, produciendo en personas jóvenes una destrucción de tejido y formación de un cráter.

Absceso periodontal: es un acúmulo localizado de pus, el tratamiento debe ser inmediato para aliviar el dolor y tratar la infección.

¿Cómo combatir la periodontitis?

Si queremos mantener nuestras encías sanas te recomendamos:

– Cepillarse los dientes dos veces al día

– Uso de la seda dental regularmente para remover la placa de entre los dientes.

– Pasar regularmente por nuestra clínica para chequeos y una limpieza profesional.

– No fumar.

En Clínica Dental Alcalá recomendamos a nuestros pacientes con periodontitis que se realicen una limpieza dental, mínimo dos veces al año. Incluso puede ser preciso cada tres o cuatro meses, dependiendo de cada caso.

 

Con el verano llegan las vacaciones, una etapa en la que solemos descuidar nuestra salud dental. Tenemos una peor alimentación y aumentamos la ingesta de helados, bebidas azucaradas, granizados, bebidas alcohólicas y tabaco.

Este cambio negativo de hábitos puede incrementar patologías como la gingivitis, la caries, el sarro, o la periodontitis, entre otras enfermedades.

En Clínica Dental Alcalá te recomendamos que antes de comenzar tus vacaciones pases por nuestra consulta para valorar el estado de tu boca y recomendarte unas pautas a seguir.

Consejos para mantener una salud dental en vacaciones

  • Cepillarse mínimo 3 veces al día.
  • Uso diario de la seda dental y del cepillo interdental
  • Manterner siempre una buena hidratación, ya que las altas temperaturas reducen la generación de saliva que provoca el aumento de la placa bacteriana.
  • Disminuir el consumo de café, tabaco, té y vino para evitar los dientes amarillos.
  • Para evitar la sensibilidad dental reducir el consumo de cítricos
  • Consumir productos lácteos y pescado que contribuyen a la prevención de problemas bucodentales.

Contacta por teléfono



 Teléfono:
(+34) 913 566 077

 Dirección:
Alcalá 198 (entrada por Bocangel) 1B esc dcha
28028 Madrid
Metro: Ventas – Autobuses: 48, 53, 106, 110, 210
¿Como llegar?

 Horario:
Lunes a Jueves de 10:00 -20:00 ( horario ininterrumpido)
Viernes de 10:00 – 18:00 ( horario ininterrumpido)

 Email:
recepcion@clinicadentalalcala.com

Contacta por email