Entradas

¿Es posible la colocación de implantes en pacientes en tratamiento de quimioterapia?

 

Muchas personas se cuestionan si existe esta posibilidad y para ello contamos con los conocimientos y experiencia de nuestros cirujanos; así como la interesante bibliografía facilitada en el portal Pubmed.

 

Según estas fuentes de información, sí existe la posibilidad de realizar este tipo de cirugía aunque no es lo más aconsejable. La quimioterapia debilita todo el sistema inmunológico del paciente y quizás no sería el mejor momento para plantearse una intervención. El porcentaje de éxito del implante disminuye ya que la masa ósea se encuentra debilitada y además la cantidad de glóbulos rojos y blancos en sangre disminuye en consideración. Para realizar una valoración óptima de la masa ósea en la zona a intervenir, Clínica Dental Alcalá aconseja esperar de seis a doce meses desde el fin del tratamiento de quimioterapia .

 

En el caso de llevarse a cabo la cirugía para colocación de implantes, lo correcto es que el odontólogo se ponga en contacto con el oncólogo que lleva el caso del paciente en cuestión para conocer de primera mano los datos del paciente, duración del tratamiento, intensidad de éste y cualquier información básica antes de realizar la cirugía; y por supuesto para saber la opinión de éste acerca de la posible intervención. Conocer el historial completo del paciente es la mejor vía para iniciar cualquier tratamiento dental.

El implante dental resuelve problemas funcionales y estéticos

Los implantes son la mejor solución en casos de ausencia de diente o dientes.

Ante la perdida de uno o varios dientes los pacientes que acuden a consulta necesitan que se les solucione el problema estético y funcional de la forma mas conservadora posible, es decir, evitando tocar el diente adyacente. Esto solo lo conseguimos con implantes que constituyen la primera opción terapéutica en la restauración bucodental.

El proceso de osteointegración de los implantes dentales es quizás el aspecto que ha sido mas estudiado.

En definitiva, la implantologia bucofacial esta avanzando a pasos agigantados, aun así no tenemos que olvidar que previo al tratamiento siempre debe hacerse un correcto diagnóstico que se basará en un adecuado estudio clínico, radiológico y protésico y ante todo dirigido a satisfacer las demandas de los pacientes.

La importancia del diagnóstico

Las pruebas radiológicas mas empleadas en implantologia bucofacial para la evaluación preoperatorios son:

  • La radiografía periapical
  • La ortopantomografia
  • La tomografía computadorizada(la más importante)

Es importante subrayar que cada caso debe ser evaluado de forma individual y que estas pruebas no deben ser aplicadas de forma rutinaria o antes de una buena valoración clínica.

En la actualidad el implante no debe simplemente colocarse donde exista hueso disponible, sino que también deben alcanzarse los objetivos protésicos exigidos en cada caso, en definitiva, el diagnóstico implantológico correcto se basa en la interpretación adecuada de las demandas del paciente, de los estudios clínico, radiológico y protésico previos y a un conocimiento exacto de la anatomía local conjuntamente con la utilización de todos aquellos instrumentos y materiales necesarios para la correcta colocación de los implantes.

Sin tener en cuenta todos estos factores, la cirugía implantologia no se puede considerar predecible y por consiguiente no se conseguirían los resultados esperados.

Los implantes son la solución ante la carencia de algunas piezas dentales. Es la forma más natural posible de sustituir la pieza perdida. Si nos estamos planteando someternos a este tipo de tratamiento, debemos conocer en qué consiste y qué tipo de piezas son mejores y de mayor calidad para que el procedimiento no nos plantee ningún tipo de dificultad o problema.

Cómo se coloca y qué tipo de implante elegir

Lo primero que debemos conocer es cómo es el proceso de colocación de los implantes, que es el siguiente: en el hueco que ha dejado el diente que se ha perdido se coloca esta raíz artificial para simular la original y encima de esta raíz se sitúa una corona que imita el diente natural, siempre dando el resultado más parecido posible a la pieza original.

A la hora de decidir qué tipo de implante ponernos, debemos saber cuáles son los diferentes materiales con los que se fabrican y cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno. A lo largo de los años se han realizado implantes de multitud de materiales, pero hoy en día el más utilizado es el titanio.

Hay cuatro tipos de implantes de titanio, pero se suele trabajar para implantología con los implantes de tipo IV, porque es que el tiene mejores características de resistencia, oxidación y no libera iones de titanio al medio. Se ha comprobado con numerosos estudios científicos que es beneficioso y compatible con el organismo ya que permite que el hueso vivo se integre de forma natural con él, como si fuera parte del cuerpo humano.

También existe la posibilidad para todos los pacientes reacios a implantarse metal, de que los implantes estén hechos de un material llamado zirconio: pero éste es un material mucho más frágil y es menos resistente ofreciendo una menor durabilidad que los implantes hechos de titanio.

Diferencias entre unos tipos de implantes y otros

Dónde realmente radica la diferencia entre unos implantes y otros, es en el bagaje científico que tienen detrás. Los implantes que llevan haciéndose desde hace 20 años, han sufrido mejoras y avances a lo largo del tiempo, además de tener multitud de estudios que respaldan su eficiencia y funcionamiento: no son iguales que los implantes que acaban de salir al mercado.

Gracias a estos avances y estudios, se descubrió que lo que realmente proporciona la calidad a los implantes es cómo está tratado su material: la rugosidad que tienen. Los implantes no podrían ser lisos porque sino no se pegarían, ya que las células óseas sólo se pegan cuando intuyen que hay rugosidad. La rugosidad es fundamental, porque no sólo hace que se pegue el tejido, sino que protege al cuerpo evitando así que los iones de titanio se diseminen por el organismo.

Por eso, la calidad de los implantes reside en cómo se ha tratado el material del que están hechos. Las diferentes casas comerciales estudian la bioactividad de los iones de flúor y de cloro para la fabricación de los implantes y que esto favorezca a su rugosidad, generando que sea más atractivo para el organismo.

Y una vez puesto…

El tiempo que puede pasar para poder comer una vez implantado varía según el paciente y la adaptación del propio implante en su cuerpo, pero el promedio es de 3 a 4 meses tras la colocación del implante. Hay casos en los que se puede continuar con el proceso de atornillado de los dientes en el mismo día de su colocación: esto es lo que se conoce como “carga inmediata”.

Una vez colocados los implantes hay que seguir las visitas programadas y el régimen de higiene bucal que nos marque el odontólogo.

Una limpieza con periodicidad tanto dental como de los implantes es fundamental para asegurarse que el procedimiento ha salido bien y progresa con total normalidad.

Contacta por teléfono



 Teléfono:
(+34) 913 566 077

 Dirección:
Alcalá 198 (entrada por Bocangel) 1B esc dcha
28028 Madrid
Metro: Ventas – Autobuses: 48, 53, 106, 110, 210
¿Como llegar?

 Horario:
Lunes a Jueves de 10:00 -20:00 ( horario ininterrumpido)
Viernes de 10:00 – 18:00 ( horario ininterrumpido)

 Email:
recepcion@clinicadentalalcala.com

Contacta por email