Todo lo que debes saber sobre el cepillado de los dientes

por / Miércoles, 20 mayo 2015 / Publicado enSalud dental
correcto dcepillado de dientes

 

 

Consejos para un correcto cepillado dental

 

Una higiene dental adecuada es la clave para mantener tus dientes blancos, limpios y sanos. Los dentistas recomiendan cepillarse los dientes tres veces al día, es decir, después de cada comida.

No hay excusas para no hacerlo, ya que cuando nos saltamos un cepillado estamos dejando que las bacterias actúen libremente. Pero además de tener estos hábitos, hay que hacerlo bien y tomarse un tiempo para un correcto cepillado, ya que puede resultar contraproducente si dañamos los dientes e irritamos las encías.

¿Cuándo y cómo cepillarnos?
La principal razón para cepillarse los dientes inmediatamente después de comer es porque debemos eliminar la placa bacteriana que si no se toca, deteriora la superficie central. Estas bacterias se encuentran constantemente en la boca, pero su acción nociva tiene lugar tras ingerir alimentos, ya que también se nutren de ellos. Además, el cepillado debe tener lugar 30 minutos después de la comida como máximo, ya que después las bacterias ya habrán realizado su destructiva labor.

Por otro lado, resulta perjudicial utilizar mal el cepillo si se mueve con fuerza en sentido horizontal hacia uno y otro lado. Aunque es lo más cómodo, es lo menos recomendable, ya que arrastra las bacterias sobre los dientes, mientras que con el cepillado vertical estamos eliminando la placa.

 

 

¿Cepillo eléctrico o manual?

el cepillado de los dientes explicado en imágenes

Los cepillos dentales eléctricos intentan imitar el cepillado manual de diversas maneras. Unos se mueven de lado a lado, otros de forma circular… La revisión de los estudios sobre el tema demuestra que los cepillos que hacen movimiento de rotación y oscilación (cuando el cabezal gira en una dirección y luego en la otra) resulta ser una opción mejor que los manuales a la hora de eliminar la placa y reducir la inflamación gingival, siempre y cuando se use correctamente.

Los cepillos eléctricos requieren, por parte del usuario, de una técnica más sencilla que los cepillos manuales, pero de un tiempo de cepillado similar. Se trata, por tanto, de tener paciencia para pasarlo minuciosamente diente por diente y cara por cara. Si esta operación se realiza de forma correcta no sólo no se reduce el tiempo de cepillado sino que se iguala o incluso aumenta respecto al cepillado manual.

 

¿A quién aconsejamos el cepillo eléctrico?

El cepillo eléctrico está especialmente recomendado para personas con dificultades para cepillarse por sí mismos, como por ejemplo personas con discapacidades mentales o físicas.  Al tener el mango más grueso que el manual es también útil en pacientes con  que no pueden sujetar el mango más delgado del manual.

A las personas que se cepillan con mucha fuerza, es decir, las que realizan un cepillado agresivo, el cepillo eléctrico las puede ayudar, sobre todo porque hay modelos en el mercado que o bien te avisan o bien directamente detienen su funcionamiento cuando se realiza demasiada presión.

 

 

 

¿Recomendamos el colutorio?

Cuando preguntamos a los profesionales sobre la necesidad de utilizar un colutorio en nuestra rutina de higiene bucal diaria la respuesta es unánime, todos coinciden en la importante labor de los colutorios para conseguir una boca sana.

La elección del colutorio irá determinada en función de lo que queramos aportar al diente y a la encía. Así, por ejemplo, en pacientes con sensibilidad, se recomienda

el uso de colutorios con nitrato potásico; en pacientes periodontales, el uso de colutorios con Clorhexidina; en pacientes portadores de aparatos de ortodoncia, colutorios con Fluoruro Sódico, Provitamina B5, Vitamina E; y en pacientes con problemas de descalcificación dentarias, colutorios con alto contenido en flúor.

 

Y el tercer paso… hilo dental
El uso correcto del hilo dental elimina la placa y los restos de alimentos de lugares que el cepillo dental no puede alcanzar fácilmente: debajo de la encía y entre los dientes. Por ello, se recomienda el uso diario de hilo dental.

uso del hilo dental

Toma nota de la técnica correcta:

  • Coge unos 45 cm de hilo dental, enrolla la mayor parte del mismo alrededor del dedo anular, dejando 3 o 5 cm de hilo para trabajar.
  • Sostén el hilo dental tirante entre los dedos pulgares e índices, y deslízalo suavemente hacia arriba y hacia abajo entre los dientes.
  • Curva el hilo dental suavemente alrededor de la base de cada diente, asegurándose de que pase por debajo de la encía.
  • Para extraer el hilo, utiliza el mismo movimiento hacia atrás y hacia adelante, sacándolo hacia arriba y alejándolo de los dientes.

Deja un comentario

*

SUBIR