Entradas

 

Todos estamos al tanto que cada vez hay más enfermedades en el ámbito bucal, por eso Ascensión Marín, Directora de Clínica Dental Alcalá nos cuenta todo sobre el sangrado de encías.

Algo está fallando cuando nuestras encías sangran y  no le damos la importancia que realmente tiene, ya que podemos tener una inflamación contundente y es un problema que cuánto antes lo tratemos, mucho mejor.

Para prevenir el sangrado de encías simplemente hay que cepillarse tres veces al día, pero no de cualquier manera. Nos cepillamos mal, insistimos en la limpieza de los dientes y las muelas, pero lo que hay que hacer aparte de esto, es masajear la encía. Si alguna vez vemos que sangramos un poco, masajeamos la zona con el cepillo de dientes y bajará la inflamación automáticamente.

Las encías se mantienen sanas con una revisión anual al odontólogo y además de esto, con el cepillo de dientes. Hay personas que por genética tienden a padecer una enfermedad periodontal, pero si lo combaten con el cepillado y con sus visitas periódicas, desde Clínica Dental Alcalá garantizamos la total calidad de su salud bucodental.

¡Escucha ya nuestro nuevo podcast!

 

 

 

 

Después de 2 meses podemos decir que hemos reinaugurado nuestra clínica, la Clínica Dental Alcalá. Esta reinauguración viene de la mano con la última tecnología, convirtiéndonos al fin, en una de las mejores clínicas dentales y odontológicas de España.

Hemos implementado nuestro propio escáner de ultima tecnología que hace radiografías en tres dimensiones y que facilita muchísimo el trabajo de los cirujanos y la vida de los pacientes, ya que éstos últimos no tendrán que irse a otras clínicas a hacerse las pruebas y podrán realizarlas en nuestras instalaciones. También hemos creado un nuevo quirófano con los últimos avances en higiene y asepsia.

Desde este momento puedes escuchar nuestro nuevo podcast en el que nuestra gerente Ascensión nos comenta estos cambios en profundidad y por supuesto, estáis todos invitados a conocer nuestro nuevo centro.

Esperamos que os guste.

 

 

La halitosis es un trastorno bastante común que afecta casi a la mitad de la población en algún momento de su vida. El 80% de los casos de halitosis proviene de la boca, por una caries, sarro, escasez de saliva, por una enfermedad periodontal… y el 20% por problemas de estómago. Por todo ello, no es solo una cuestión estética molesta, sino que detrás del mal aliento podría haber un problema de salud bastante preocupante.

Muchos de los personas que acuden a nuestra Clínica nos preguntan si el mal aliento o halitosis tiene tratamiento. La respuesta es sí.

Recomendaciones

Si quieres combatir este trastorno lo primero que tienes que detectar son las causas del mal aliento. Si viene producido por una mala higiene bucal, empieza a mejorar tus hábitos: cepíllate los dientes después de cada comida, limpia bien las encías y la lengua y utiliza el hilo o seda dental. También es recomendable el uso de un colutorio.

También te recomendamos que nos visites al menos una vez al año para prevenir las caries y otras afecciones dentales, y realizarte una limpieza dental profesional.

Ascensión Marín, directora de Clínica Dental Alcalá te da más información sobre la halitosis:

 

 

Como todo en la vida, más vale prevenir que curar, y más en odontología.

Nuestra gerente Ascensión te da una serie de consejos en este podcast en el que se tratan diversos temas como por ejemplo que lo óptimo para cualquier persona es hacer una revisión al año, ya que podemos tener alguna enfermedad bucodental sin darnos cuenta, así como cepillarse los dientes tres veces al día. A su vez, tenemos que poner énfasis en acostumbrar a los niños desde los tres o cuatro años al mundo de la odontolgía

Pongamos un ejemplo sobre si no fuéramos una vez al año a una revisión dental:

Si fuéramos una vez al año nos podrían descubrir como mucho una caries. En cambio si lo dejamos pasar, esa caries puede provocar una infección que puede hacer que nos tengan que colocar un perno o una funda o en el peor de los casos, perder una muela. También se debe tener en cuenta que una boca no saludable puede afectar de manera tajante a los órganos vitales.

 

¿Quieres saber más?

Escucha nuestro podcast ahora.

 

No hay mejor complemento que una sonrisa bonita. Mantener nuestros dientes blancos y radiantes es una tarea que exige dedicación, ya que continuamente estamos expuestos a elementos que afectan a nuestra salud bucal: tabaco, café, azúcar…

El objetivo es evitar que se forme placa en la superficie de los dientes, ya que ésta es el principal foco de bacterias para nuestra boca. Esto no es solo cuestión de combinar la alimentación y el cepillado. Muchas enfermedades y tratamientos médicos pueden llevar a la decoloración de los dientes, como la quimioterapia.

La edad y la genética también influyen en el color de nuestros dientes. Conforme pasan los años, la capa exterior del esmalte se vuelve más fina, y nos hace más vulnerables a la decoloración.

Si a pesar de llevar una correcta higiene bucal no conseguimos el blanco esperado, lo más recomendable es acudir a un especialista.

Los tipos de manchas del esmalte

Las manchas que aparecen en la superficie del diente se llaman manchas extrínsecas, y se producen como resultado de consumir bebidas y alimentos coloreados, fumar y el desgaste diario.  Las manchas extrínsecas más superficiales se pueden eliminar con el cepillado y una pasta blanqueadora. Las más resistentes, requieren un mayor esfuerzo, como un tratamiento de blanqueamiento en la consulta del dentista. Si no se eliminan adecuadamente, las manchas pueden penetrar totalmente el esmalte, pasar a la dentina e incrustarse allí.

Cuando las manchas se forman en la parte interna del diente se llaman manchas intrínsecas que se originan por traumas (golpes, accidentes),  por envejecimiento, exposición a sustancias o medicamentos como la tetraciclina durante la formación del diente, o a una ingestión excesiva de fluoruro (flúor).  En el pasado, se consideraba que no era posible corregir las manchas de este tipo, pero en la actualidad los expertos en odontología cosmética cuentan con diferentes tratamientos para mejorarlas.

Causas más comunes de las manchas de los dientes

Edad: hay una correlación directa entre la edad y la coloración del diente. Con los años, el esmalte se oscurece debido al uso y al desgaste diario y continuo, así como a la acumulación de las manchas.

Genética: cada persona nace con un tono de esmalte particular, más claro o más oscuro.  Otras tienen un esmalte más opaco o más traslúcido.  Las personas con esmaltes más opacos y gruesos tiene una ligera ventaja sobre las demás: sus dientes parecen más claros y brillantes y responden mejor al blanqueamiento. Los dientes más delgados y más transparentes – más notable en los dientes frontales- tienen menos cantidad del pigmento necesario para el blanqueamiento.

Bebidas y alimentos: el consumo habitual de café, cola, vino tinto, té, zanahorias, naranjas y otras bebidas y alimentos de color intenso, pueden ir manchando los dientes con el paso de los años.  Más aún: los alimentos ácidos como las frutas cítricas y el vinagre pueden erosionar el esmalte. Como resultado, éste se torna más transparente y deja ver la dentina amarillenta que queda debajo.

El  hábito de fumar: la nicotina va depositando residuos de color café que se van adhiriendo a la estructura del diente y causan una mancha intrínseca.

Químicos y medicamentos: el consumo de antibióticos como la tetraciclina y la  doxiciclina mientras se forman los dientes (antes de los 8 años de edad),  puede producir manchas grisáceas o de color café, difíciles de quitar. Los enjuagues bucales que contienen clorexidina, los antihistamínicos como el Benadryl, los medicamentos anti psicóticos y para la hipertensión también pueden decolorar los dientes.

Rechinar de dientes: el bruxismo, por lo general asociado al estrés, añade más cuarteaduras al esmalte y causa que los bordes cortantes se oscurezcan.

Malos hábitos de higiene dental: el no cepillado frecuente de los dientes o el hacerlo mal, si no se elimina la placa dental, también puede causar la decoloración de los dientes.

Exceso de flúor: ya sea por el medio ambiente, a través del agua del grifo, o el uso excesivo de enjuagues, pastas dentales y suplementos de fluoruro.

Materiales dentales: algunos tipos de amalgamas, especialmente las que contienen sulfuro de plata, pueden darle una sombra grisácea al esmalte.

Tratamientos: la radiación y la quimioterapia para el cuello y la cabeza también pueden causar decoloración de los dientes.

El cuidado, la higiene y la salud bucodental son necesarios en todas las personas, sin excepción. Hay que recordar que a través de la boca, son muchas las infecciones que podemos contraer. Por ello, hay que ser prevenidos y acudir frecuentemente a nuestro dentista para hacer una revisión completa de nuestra boca. Como mínimo, una vez al año.

Las personas con discapacidad no son una excepción. Se pueden realizar todo tipo de tratamientos en esta parte de la población, sin que su discapacidad suponga impedimento alguno. En algunos casos, el mayor inconveniente que nos podemos encontrar es el desplazamiento hasta el centro dental. En este caso, Clínica Dental Alcalá os lo pone fácil.

Servicio a domicilio

Clínica Dental Alcalá cuenta con un excelente servicio a domicilio que facilita el traslado del paciente hasta nuestro centro e inclusive la posibilidad de valorarle directamente en el domicilio.

De esta forma, concienciados con la importancia de la responsabilidad social en el mundo de la salud, eliminamos posibles barreras que interfieran entre el paciente y su odontólogo.

La forma en la que nos cepillamos los dientes es tan importante como la frecuencia, eso nos ayudará a conseguir que no surjan otros problemas como caries, gingivitis, etc…

Utilizar el cepillo adecuado, el hilo dental, cepillos linguales y cepillos interproximales es fundamental para mantener una boca sana, una correcta higiene y prevenir otras patologias. A continuación te detallamos el porqué y las ventajas de cada técnica:

Hilo dental:
Es fundamental para una higiene completa, consigue sacar restos de zonas a las que no se puede acceder con el cepillo dental. Los hay de diferentes tipos: con cera y sin ella, con sabores, adaptado a todos los gustos.

Cepillo interproximal:
Fundamental para los pacientes con problemas de encías o que ya estén tratados, es perfecto para esos huecos que quedan entre los dientes. También los encontramos de diferentes tamaños, adaptando al espacio de cada paciente. Pueden variar en forma, lo mejor es dejarse aconsejar por un profesional que sabrá indicarnos lo mejor en nuestro caso y situación.

Cepillo lingual:
Aunque es una de las zonas menos habitual de limpiar no es menos importante. Se puede usar un limpiador especifico que anatómicamente esta preparado para pasar por la lengua y retira la suciedad o se puede usar el mismo cepillo dental con el que se cepillan el resto de dientes.

Cepillo manual:
El cepillo se aconseja que sea de cerdas blandas para evitar que dañe al esmalte o a la encía. Es fundamental que este proceso dure un mínimo de 2 minutos. Los movimientos deben ser girando de arriba a abajo y en la parte que se muerde de atrás a delante.

Cepillo eléctrico:
En este caso ya que el cepillo gira solo solo es necesario colocar el cabezal del cepillo sobre cada diente.

En el caso de los pacientes que sean portadores de prótesis la limpieza es igual de importante, es necesario limpiar tanto la encía o zona ausente de dientes, como la prótesis por todas sus partes.

La higiene en los niños también es vital tanto para el cuidado de su boca como para que los niños crezcan con el habito de la higiene.
Seguramente en niños pequeños esta práctica sea más de juego y los padres tendrán que limpiar los dientes de los mas pequeños, pero será algo con lo que ellos estén familiarizados y lo tomen como algo normal.

Para que todas estas cosas funcionen es necesario una visita periódica a tu dentista de confianza.

La halitosis es un gran problema que afecta a 9 de cada 10 personas en algún momento de su vida, por diferentes causas, sin discriminar entre hombre y mujer.

El problema de la halitosis afecta en gran manera a la comunicación oral de las personas, limitándola, por vergüenza normalmente Leer más

La importancia de tener una buena salud bucodental es igual a la de tener sano cualquier otro órgano de nuestro cuerpo.

Queremos ofrecerte unos consejos que puedan ayudar a disfrutar de una correcta salud Leer más

Items de portfolio

Contacta por teléfono



 Teléfono:
(+34) 913 566 077

 Dirección:
Alcalá 198 (entrada por Bocangel) 1B esc dcha
28028 Madrid
Metro: Ventas – Autobuses: 48, 53, 106, 110, 210
¿Como llegar?

 Horario:
Lunes a Jueves de 10:00 -20:00 ( horario ininterrumpido)
Viernes de 10:00 – 18:00 ( horario ininterrumpido)

 Email:
recepcion@clinicadentalalcala.com

Contacta por email



5 + 2 = ?