Hay un gran número de factores o hábitos que, junto con la genética y la mala higiene oral, influyen muy negativamente en la salud de nuestra boca.

– Masticar mal: muchos masticamos sólo por un lado de la boca que puede causarasimetrías en las arcadas dentarias y en las estructuras de la cara y el cráneo. Aprender a masticar correctamente desde niños ayudará a evitar problemas como dolores de cabeza, estómago o de cervicales, que pueden llegar a ser crónicos.

Bruxismo: rechinar los dientes o apretarlos en exceso puede causar dolor de cabeza y fracturas dentarias. Se estima que más de un 70% de los adultos tiene bruxismo (tanto el diurno como el que se lleva a cabo mientras dormimos) y en ambos casos tiene mucho que ver la ansiedad y el estrés.

Dermatofagia: es el hábito de morderse los labios y el interior de las mejillas que puede crear llagas e infecciones bucales.

– Mordisquear objetos: muchos de nosotros mordisqueamos cualquier objeto que tenemos entre las manos: bolígrafos, lápices, los tapones de las botellas de plástico… Este hábito provoca daños en el esmalte de los dientes.

Onicofagia: el hábito de morderse las uñas posibilita una mayor presencia de bacterias potencialmente patógenas en la boca; desgaste en el esmalte dental; alteraciones en la mandíbula; así como problemas en las encías que pueden acabar provocando gingivitis o enfermedad periodontal.

Pide cita previa llamando al 913 56 60 77.

En España, solo el 10-12% de las mujeres embarazadas acuden a revisión odontológica. La principal razón para no hacerlo es la falta de educación sanitaria y pensar que recibir esos cuidados puede poner en riesgo la salud del feto.

Este dato ha motivado que el Consejo General de Dentistas de España y la Fundación Dental Española (FDE) hayan puesto en marcha la III Campaña Salud Oral y Embarazo. Además, colaboran con la iniciativa el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, la Federación de Asociaciones de Matronas de España y la Asociación Española de Matronas.

El Dr. Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas y de la FDE, explica que, durante la gestación, “la mujer experimenta múltiples cambios fisiológicos, incluso en la cavidad oral, que pueden afectar a su salud bucodental y también al propio embarazo. Por ello es tan importante que los profesionales sanitarios que están en contacto con la embarazada refuercen los hábitos saludables de salud bucodental durante esta etapa y fomenten las visitas al dentista”.

Los niños nacidos de madres con pobre salud oral y altos niveles de bacterias cariogénicas en saliva también están en alto riesgo de padecer caries, que continúa siendo la enfermedad infantil más prevalente a pesar de ser prevenible. Esto convierte al periodo prenatal en una etapa única para educar a la mujer embarazada en salud oral, así como para proporcionarle los cuidados dentales oportunos. Ello cambiará significativamente la trayectoria de la salud oral, tanto para la madre como para su futuro hijo. “Los cuidados dentales son seguros y fundamentales tanto para la salud de la madre como para el normal desarrollo del feto. No obstante, la mujer debe avisar al dentista de que está embarazada”, apunta el Dr. Castro.

En este sentido, existen 4 aspectos clave:

-Mantener sanos dientes y encías, ya que la patología periodontal puede propiciar un parto prematuro y bajo peso al nacer. Además, existe la posibilidad de transmisión bacteriana por la saliva de la madre al niño.

-Evitar o tratar las náuseas, vómitos y reflujo gástrico: la embarazada que experimenta vómitos matutinos y/o reflujo gástrico se encuentra en un alto riesgo de padecer erosión dental.

-Prevenir enfermedad periodontal: muchas mujeres pueden desarrollar patología periodontal durante el embarazo debido a los cambios hormonales. Hay que asegurarse de tratarla cuanto antes.

-Dejar de fumar: el tabaco durante el embarazo compromete no solo la salud de la madre, también la del feto.

Revisión gratuita

Del 1 al 30 de noviembre, las embarazadas que lo deseen puedan acudir a revisión bucodental y recibir el asesoramiento oportuno.

Pide cita llamando al 913 56 60 77.

 

¿Cuánto hace que no te realizas una limpieza dental profesional?

Siempre recomendamos una limpieza dental profesional, al menos una vez al año, para prevenir patologías y disfrutar de una buena salud bucodental.

A través de nuestros perfiles en Facebook e Instagram vamos a sortear 2 limpiezas dentales profesionales.

¡Podrás participar hasta el domingo 20 de octubre a las 18.00 horas. Mucha suerte!

Para consultar las bases del sorteo pulsa aquí.

Según la teoría funcional de Moss, la respiración nasal permite un desarrollo correcto del complejo craneofacial, interactuando con otras funciones neuromusculares como la masticación. Una obstrucción de la vía aérea superior suele provocar una respiración oral, provocando un cambio en la posición de la cabeza, de la mandíbula y de la lengua. Por ello, una obstrucción nasal puede afectar a la dirección del crecimiento de las estructuras faciales y de la oclusión.

El ronquido a menudo se considera un problema inofensivo en los niños, pero puede ser un signo de una obstrucción más grave de la vía aérea superior (como un aumento de la resistencia en la vía aérea superior o de una apnea obstructiva del sueño, una afección que implica períodos repetidos de obstrucción de las vías respiratorias superiores mientras se duerme).

Durante la etapa de crecimiento, el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) lo suele causar una obstrucción naso y/u orofaríngea debido a adenoides y amígdalas hipertróficas (que son más prominentes durante la infancia, cuando el tamaño del espacio faríngeo aún no está completamente desarrollado). La involución del tejido linfoide comienza alrededor de la pubertad, y en la vejez queda muy poco tejido linfático. Pero, a pesar de la regresión fisiológica del tamaño de los tejidos linfáticos a lo largo del proceso de envejecimiento (es decir, que el problema puede desaparecer por si solo con la edad), en casos de infecciones recurrentes y SAOS se recomienda la adenotonsilectomía (una intervención que consiste en la ablación de las amígdalas y de las vegetaciones adenoides).

Si la obstrucción nasal es crónica y tiene lugar durante el periodo de crecimiento, puede afectar a la estética facial, ya que el niño puede desarrollar “síndrome de cara larga” o “facies adenoidea”. Está demostrado que el SAOS puede causar, no solo un sueño inquieto, sino también problemas de conducta, como agresividad, hiperactividad y menos atención en la escuela (como consecuencia de la falta de sueño reparador), así como retraso en el crecimiento y dificultad respiratoria en casos extremos.

Las características dentofaciales de estos pacientes con problemas respiratorios, a parte de estar debidas a la alteración en la mecánica (músculos, lengua…) también se debe a una menor secreción de hormona de crecimiento. Las principales características del síndrome de obstrucción de las vías aéreas son la hipertrofia adenoidea y amigdalar, respiración bucal, mordida abierta, arco maxilar estrecho, altura facial anterior excesiva, incompetencia labial, exposición excesiva de incisivos maxilares y una mayor prevalencia de mordida cruzada.

Aunque hace años se recurría mayoritariamente a una intevención quirúrgica, olvidándose de lo que afecta al desarrollo oral, está demostrado que un tratamiento interdisciplinar obtiene mejores resultados, y hoy en día se sabe que, en cuanto hay un diagnóstico, lo conveniente es que los niños sean tratados lo antes posible con cirugía adenoamigdalar, para normalizar el crecimiento orofacial y prevenir futuros problemas dentofaciales pero, además, deben acudir al ortodoncista.

El tratamiento de los trastornos respiratorios del sueño en niños consiste básicamente en dos partes: quirúrgica y no quirúrgica que incluye medicamentos, aparatos nasales e intraorales.

Normalmente el SAOS en niños se trata con cirugía adenoamigdalar. Esto logra la normalización de los síntomas respiratorios nocturnos y diurnos.Lo óptimo es realizar un tratamiento de ortopedia complementario a la cirugía, ya que, en muchos casos, pese a eliminar el obstáculo mecánico (las amígdalas y/o adenoides) con la cirugía, mejoran la respiración y suele darse una normalización de los parámetros, pero estos niños no llegan a alcanzar los valores de niños sanos.

Es por ello que se ha demostrado que un enfoque multidisciplinar es mejor para el paciente. En estos casos, el ortodoncista realiza una disyunción maxilar para ensanchar el paladar y que la lengua pueda recolocarse en su posición adecuada para continuar con un desarrollo normal.

Después de la adenoidectomía y / o la amigdalectomía, y la facilitación de la respiración nasal, suele haber una aceleración del crecimiento mandibular y el cierre del ángulo del plano mandibular. Sin embargo, la respuesta no es la misma en todos los pacientes. Los cambios, por regla general, se han explicado por la alteración de la posición de la lengua y la autorrotación de la mandíbula.

Actualmente se cree que lo idóneo es realizar un tratamiento ortopédico como complemento de la cirugía adenoamigdalar para mejorar las vías aéreas. Después de la cirugía, la vía aérea superior ya no está obstruida, lo que permite que el niño restablezca la respiración nasal normal. Pero, la disyuncion también se realiza porque una de las características de estos niños es que suelen tener paladares estrechos, y la lengua no ha estimulado su crecimiento por estar posicionada baja. Por ello se realiza una disyunción para que la lengua corrija su posición (se ensancha el paladar con un tratamiento ortopédico). De este modo, se puede normalizar una el crecimiento craneofacial y el desarrollo de la oclusión.

Fuente: SEDO

 

Según la Asociación Española de Endodoncia (AEDE), «a pesar de que 6,5 millones de españoles han sufrido algún traumatismo dental, el 96% de la población desconoce que un endodoncista puede reimplantar la pieza. Eso sí, siempre que se siga un protocolo de actuación y se trate de un diente definitivo y no de leche».

En este sentido, aseguran que «nueve de cada diez personas no saben que el 80% de los dientes permanentes que salen fuera de la boca por un golpe podrían reimplantarse y mantenerse a medio o largo plazo, eso sí, siempre que se sigan los protocolos adecuados».

Precisamente por este desconocimiento, desde AEDE instan a la Administración a que forme a profesores, monitores deportivos y socorristas sobre la correcta actuación en caso de traumatismo dental, ya que los niños y adolescentes son los que más sufren este tipo de trauma, que se sitúa como el segundo más común en su franja de edad.

Miguel Miñana, presidente de AEDE explica que “el 50% de los menores de 16 años sufre un traumatismo dental a lo largo de su vida y ni sus familiares, profesores o entrenadores saben qué deben hacer para que ese diente se pueda reimplantar”. Además, asegura que «parte del personal sanitario tampoco conoce los protocolos y para reimplantar un diente, su conservación tras el golpe y el tiempo que transcurre hasta que se pone en manos de un endodoncista es primordial”.

Lesiones menos graves

Una de las posibles situaciones cuando se produce un traumatismo dental es la fractura no complicada, que tiene lugar en el 90% de los casos. En esta ocasión, lo que habría que hacer es encontrar el fragmento del diente, ya que, si se acude inmediatamente al dentista, es posible que pueda ser pegado.

Salida total del diente de la boca

Cuando el diente sale completamente del espacio donde se encuentra alojado nos encontramos ante una avulsión. En primer lugar, hay que saber que las piezas temporales o de leche no deben reimplantarse. Sin embargo, en el caso de los definitivos o permanentes es recomendable intentar salvarlos, ya que el éxito se sitúa en torno al 80%.

Un diente permanente avulsionado debe reimplantarse en menos de 20 minutos, o al menos colocarlo en un vaso de leche y acudir rápidamente a un odontólogo.

Tras la avulsión, lo primero es encontrar el diente y cogerlo solamente por la corona para evitar tocar la raíz. Si la pieza está sucia, hay que lavarla lo antes posible con agua fría durante un máximo de 10 segundos y después volverla a colocar en el alveolo. Tras este paso, la persona afectada debe morder un pañuelo o gasa para mantener el diente en la posición original.

En ocasiones, especialmente si el afectado es un niño, los nervios pueden impedir la colocación de la pieza en el alveolo. Existen otras dos opciones alternativas: depositar el diente en un vaso con leche o con suero fisiológico; o, si el golpe ha ocurrido en la calle y por tanto no se dispone de otros medios, colocarlo en la mejilla.

El último paso consistiría en buscar atención profesional especializada preferiblemente antes de una hora.

Si sufres algún traumatismo dental pásate por nuestra Clínica y solucionaremos el problema.

 

 

 

En Clínica Dental Alcalá somos una referencia en el tratamiento de implantes dentales, la solución ideal para tratar la ausencia de piezas dentales, tanto por su impecable acabado estético, como por la conservación de los dientes adyacentes.

Ponemos a tu disposición una fantástica promoción:

‘Implante de titanio + corona de cerámica por 990€*’.

¡Solicita cita previa gratuita pulsando aquí!

En la Clínica Dental Alcalá realizamos un diagnóstico profesional y completo, para elaborar el tratamiento ideal para cada caso.

En el tratamiento, utilizamos la última tecnología en restauraciones e implantología, que evitan el dolor, y hacen que el paciente disfrute de un estado de relajación (sedación).

¿Qué conseguimos con nuestros implantes dentales?

  • Devolver la estética y la seguridad personal
  • Disfrutar de una correcta masticación y una buena salud general.
  • Conseguir estabilizar la pérdida de hueso.
*Oferta válida hasta 30 de septiembre de 2019.

 

Con la llegada del verano comenzamos a disfrutar de nuestras vacaciones y solemos descuidar nuestra salud dental. Nos alimentamos peor y aumentamos la ingesta de helados, bebidas azucaradas, granizados, bebidas alcohólicas y tabaco.

Este cambio negativo en nuestros hábitos puede colaborar en la aparición de diferentes patologías como la gingivitis, la caries, el sarro, o la periodontitis, entre otras muchas.

En Clínica Dental Alcalá te recomendamos que, antes de comenzar tus vacaciones, pases por nuestra consulta para valorar el estado de tu boca y recomendarte unas pautas a seguir.

Nuestro equipo de odontólogos te dará una serie de consejos entre los que están:

  • Cepillarse mínimo 3 veces al día.
  • Uso diario de la seda dental y del cepillo interdental
  • Manterner siempre una buena hidratación, ya que las altas temperaturas reducen la generación de saliva que provoca el aumento de la placa bacteriana.
  • Disminuir el consumo de café, tabaco, té y vino para evitar los dientes amarillos.
  • Para evitar la sensibilidad dental reducir el consumo de cítricos
  • Consumir productos lácteos y pescado que contribuyen a la prevención de problemas bucodentales.
El verano nos encanta y para celebrarlo te queremos invitarte a cenar.

A través de nuestros perfiles en Facebook e Instagram vamos a sortear una cena para 2 personas en Jarritus Madrid (Alcalá, 233) muy cerca de nuestra Clínica.

Cuenta con una amplia oferta gastronómica de mercado, productos de la zona y platos típicos del Madrid más tradicional.

Te recomendamos sus alcachofas con langostinos, el rabo de toro estofado, el lomo de buey braseado, o su chuletón de 1kg aprox.

¡Podrás participar hasta este domingo 23 de abril a las 21.00 horas! Suerte.

 

Hoy 12 de junio se celebra el «Día Europeo Contra el Cáncer Oral», una enfermedad con un alto índice de mortalidad y una gran incidencia entre la población.

En España, se diagnostican alrededor de 7.000 nuevos casos de cáncer oral al año y, aproximadamente, 1.500 personas mueren a causa de esta enfermedad, superando a los accidentes de tráfico.

El diagnóstico precoz del cáncer oral, es clave para un mejor pronóstico de la enfermedad. Por este motivo, es fundamental realizarse revisiones periódicas.

Hasta el próximo 30 de julio, las personas interesadas pueden acudir a nuestra Clínica para realizarse una revisión gratuita.

Pide cita previa llamando al 913 56 60 77.

 

La endodoncia es una especialidad odontológica que consiste  en diagnosticar y tratar las enfermedades de la pulpa dental, sus consecuencias y complicaciones.

En nuestra Clínica la realizan un equipo de endodoncistas expertos en los tratamientos dentales de los tejidos blandos del interior del diente. Expertos especializados en aliviar el dolor y mantener la dentición natural de nuestros pacientes.

¿Para qué sirve una endodoncia?

Si has visitado nuestra Clínica y te hemos aconsejado realizarte una endodoncia, tienes que saber que no es un caso aislado. Millones de dientes son tratados y salvados todos los años con un tratamiento de endodoncia.

La endodoncia es un procedimiento que trata el interior del diente y permite mantener su dentición natural, el hueso y la encía que le rodea, así como su funcionalidad. Ayudando a conservar una sonrisa natural, comer con comodidad y que con un adecuado cuidado puede durar como el resto de su dentición.

¿Cuándo se necesita una endodoncia?

Cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, traumatismos o lesiones endoperiodontales. En estos casos el diente puede volverse sensible al frío, el calor o la masticación. El dolor puede ser intermitente o constante. Incluso el diente puede cambiar de color o puede aparecer un flemón o una fístula. También podría estar aconsejada la endodoncia en dientes que requieran grandes tallados para la posterior colocación de coronas o puentes.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

En la mayoría de los casos, los tratamientos de endodoncia pueden realizarse en una sola sesión, si bien en algunas ocasiones la situación clínica del paciente, la dificultad técnica del caso, la experiencia del profesional u otros parámetros, pueden hacer necesarias dos o más sesiones, siempre a juicio del profesional que la realiza.

¿Es doloroso un tratamiento?

El tratamiento de endodoncia suele ser prácticamente indoloro, ya que a día de hoy se utilizan anestésicos locales muy eficaces y de larga duración. Acabado el tratamiento y pasado el efecto de la anestesia, podría aparecer alguna molestia durante unos días, sobre todo con la masticación, debido a la inflamación postoperatoria de los tejidos que rodean el diente. En estos casos se requeriría una medicación adecuada.

¿Se puede realizar una endodoncia en un flemón?

No sólo se puede sino que en la mayoría de las ocasiones es el tratamiento idóneo para resolver este problema. Un flemón se produce por la existencia de un proceso infeccioso en los tejidos que rodean el diente, muchas veces debido a una enfermedad de la pulpa (nervio). Con la endodoncia eliminamos la pulpa enferma y conseguimos la desinfección de los conductos del diente.

¿Un diente endodonciado necesita algún cuidado especial?

Después de un correcto tratamiento de endodoncia y una restauración definitiva, el diente se comportará igual que los demás tanto en su función como en su duración, requiriendo los mismos cuidados de higiene, prevención y revisiones periódicas que cualquier otro diente. En algunos casos en los que existan lesiones previas en los tejidos que rodean el diente, será necesaria la curación de las mismas.

¿Son más frágiles los dientes tras una endodoncia?

Los dientes endodonciados no tienen por qué ser más frágiles que los demás, siempre y cuando sean correctamente restaurados. En los casos de dientes posteriores, puede ser conveniente proteger las cúspides mediante reconstrucciones adecuadas o coronas, para una mayor durabilidad de los mismos.

Fuente: AEDE 

Contacta por teléfono



 Teléfono:
(+34) 913 566 077

 Dirección:
Alcalá 198 (entrada por Bocangel) 1B esc dcha
28028 Madrid
Metro: Ventas – Autobuses: 48, 53, 106, 110, 210
¿Como llegar?

 Horario:
Lunes a Jueves de 10:00 -20:00 ( horario ininterrumpido)
Viernes de 10:00 – 18:00 ( horario ininterrumpido)

 Email:
recepcion@clinicadentalalcala.com

Contacta por email



1 + 5 = ?