Si eres de los que piensan que solo con enjuagar tu cepillo de dientes después de usarlo es suficiente para desinfectarlo, estás muy equivocado. Si no lo limpias correctamente a diario, acumula residuos de tu boca y de la pasta, que unidos al ambiente húmedo del cuarto de baño, ayudan a la propagación de bacterias.

Te damos unos consejos de cómo desinfectar tu cepillo de dientes correctamente:

Con agua hirviendo: pon tu cepillo de dientes en un envase con agua hirviendo durante 3 minutos. Después, enjuágalo con agua fría para que las cerdas recuperen su estado.

Agua caliente y vinagre: para eliminar las bacterias, enjuaga tu cepillo en un recipiente con agua caliente y vinagre blanco durante 2 horas. Después enjuágalo muy bien con agua fría.

Vinagre y bicarbonato de sodio: en un vaso mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con otras dos cucharadas de vinagre blanco. Introduce tu cepillo para desinfectarlo una media hora. Después vuelve a enjuagarlo bien con agua fría.

Enjuague bucal: otra de las maneras para acabar con las bacterias es meter tu cepillo en un vaso con enjuague bucal durante media hora.

Bicarbonato de sodio: El bicarbonato de sodio también ayuda a eliminar las bacterias de nuestro cepillo de dientes. Coloca tu cepillo en un vaso con agua y una cucharada de bicarbonato de sodio. Deja actuar durante 30 minutos y enjuágalo nuevamente con agua.