La periodontitis es una enfermedad infecciosa crónica que afecta a los tejidos que rodean y sostienen los dientes, y que en los adultos es la causa principal de la caída de los mismos.

La primera señal de alerta que nos indica que podemos padecer esta enfermedad, es la aparición de un enrojecimiento y un sangrado de las encías tras cepillarnos los dientes.

Otros síntomas son: la halitosis o mal aliento; la retracción gingival (dando a los dientes el aspecto de estar alargados); movilidad de dientes o dientes flojos, y por último, la pérdida de dientes.

Por otro lado, la periodontitis también conlleva riesgos sistémicos, como infartos de miocardio e ictus; diabetes mellitus, y partos prematuros y de bajo peso.

Causas 

La periodontitis viene causada por:

– Placa bacteriana y sarro

– Tabaco.

– Estrés.

– Edad.

– Enfermedades sistémicas: tales como alteraciones hematológicas, o alteraciones genéticas, entre otras.

Tipos

Hay varios tipos de periodontitis:

– Crónica: es el tipo de pediodontitis más común. No afecta a todos los dientes por igual ya que el avance de la enfermedad es lento.

– Agresiva: aunque puede aparecer a cualquier edad, lo normal es que se manifieste a una edad temprana. Se caracteriza por la pérdida de inserción y una destrucción ósea rápida.

– Sistémica: pueden ser manifestaciones tempranas de diabetes, leucemias, alteraciones de neutrofilos, etc.

– Necrosante: se trata de una infección caracterizada por la necrosis y decapitación de las papilas interdentarias, que se manifiesta, además, con hemorragia gingival y dolor.

La necrosis gingival evoluciona con rapidez, produciendo en personas jóvenes una destrucción de tejido y formación de un cráter.

Absceso periodontal: es un acúmulo localizado de pus, el tratamiento debe ser inmediato para aliviar el dolor y tratar la infección.

¿Cómo combatir la periodontitis?

Si queremos mantener nuestras encías sanas te recomendamos:

– Cepillarse los dientes dos veces al día

– Uso de la seda dental regularmente para remover la placa de entre los dientes.

– Pasar regularmente por nuestra clínica para chequeos y una limpieza profesional.

– No fumar.

En Clínica Dental Alcalá recomendamos a nuestros pacientes con periodontitis que se realicen una limpieza dental, mínimo dos veces al año. Incluso puede ser preciso cada tres o cuatro meses, dependiendo de cada caso.

 

El sarro dental es la acumulación de placa en el esmalte de nuestros dientes, que puede favorecer en la aparición de caries y provocar enfermedades graves como la gingivitis o periodontitis. No sólo amenaza la salud de los dientes y encías, sino que también constituye un problema estético. Como es más poroso, absorbe las manchas con facilidad.

A diferencia de la placa, que es una película incolora, el sarro es una formación de minerales fácilmente visible si se localiza por encima de la línea de las encías. El indicador de sarro más común es observar un color marrón o amarillento en los dientes o encías.

La clave para prevenir el sarro en nuestros dientes es una buena higiene dental, utilizando técnicas adecuadas y la frecuencia necesaria para evitar la acumulación en nuestra dentadura.

En Clínica Dental Alcalá te recomendamos que uses siempre hilo dental o cepillos interproximales después de las comidas. De esta forma limpiarás los pequeños espacios entre los dientes.

La alimentación también es un factor a tener en cuenta a la hora de la formación del sarro. Alimentos con azúcares influyen en la creación del sarro en nuestro esmalte. Te recomendamos que tomes lácteos y algunas frutas como manzanas, apio, o zanahorias que ayudan a evitar esa creación de sarro, ya que al masticarlos realizan una función de limpieza en nuestros dientes.

Otro de los hábitos que están relacionados con la acumulación de sarro, es el tabaquismo.

¿Cómo afecta el sarro?

El sarro se va depositando en nuestros dientes y va inflamando nuestras encías que con el paso del tiempo pueden sangran, inflamarse y coger un color enrojecido. Este proceso se le denomina gingivitis y normalmente con una higiene bucodental se soluciona el problema, pero si no lo llevamos a cabo, el sarro cada vez será de mayor cantidad y más duro y nos provocará periodontitis.

Si con estos consejos no logras acabar con el sarro, necesitas realizarte una limpieza dental profesional, por lo menos una vez al año que eliminará todo el sarro acumulado en tus dientes y encías. Es un tratamiento muy rápido y te evitará males mayores.

En Clínica Dental Alcalá estamos para ayudarte. Pide cita y acaba con el problema.

 

Con el verano llegan las vacaciones, una etapa en la que solemos descuidar nuestra salud dental. Tenemos una peor alimentación y aumentamos la ingesta de helados, bebidas azucaradas, granizados, bebidas alcohólicas y tabaco.

Este cambio negativo de hábitos puede incrementar patologías como la gingivitis, la caries, el sarro, o la periodontitis, entre otras enfermedades.

En Clínica Dental Alcalá te recomendamos que antes de comenzar tus vacaciones pases por nuestra consulta para valorar el estado de tu boca y recomendarte unas pautas a seguir.

Consejos para mantener una salud dental en vacaciones

  • Cepillarse mínimo 3 veces al día.
  • Uso diario de la seda dental y del cepillo interdental
  • Manterner siempre una buena hidratación, ya que las altas temperaturas reducen la generación de saliva que provoca el aumento de la placa bacteriana.
  • Disminuir el consumo de café, tabaco, té y vino para evitar los dientes amarillos.
  • Para evitar la sensibilidad dental reducir el consumo de cítricos
  • Consumir productos lácteos y pescado que contribuyen a la prevención de problemas bucodentales.

Los dientes de un bebé empiezan a salir a partir de los 6 meses. La dentición completa de leche puede durar hasta los 3 años. Hay casos en que el inicio del brote de los dientes es anterior a esa edad e incluso hay niños que nacen con dientes. En el otro extremo están los niños que con 3 años todavía no tienen la dentición de leche completa. Esto no quiere decir que tu hijo sea precoz o esté enfermo. Simplemente se debe a que la erupción dental tiene que ver con un factor genético.

La erupción dental no hace enfermar a un niño dado que este periodo abarca una gran etapa. Es normal que nuestro bebé se resienta pero no existe una relación causa-efecto.

La gran salivación que se produce se debe a que el bebé se está preparando para la ingesta de alimentos y continuamente está rozando los dientes con la lengua. Esta es la principal causa de la salivación y no los piquitos de los dientes que asoman.

Diarrea como consecuencia de la dentición

Si nuestro bebe tiene diarrea, fiebre alta o vómitos debemos llevarlo al médico ya que probablemente no sean causados por la erupción dentaria. Generalmente en este período los niños están más irritables, tienen las encías inflamadas y se llevan todo a la boca. Por ello, es fácil que las diarreas puedan ser síntoma de otra enfermedad que puede estar afectando al niño.

Sin embargo, el cambio de PH de la saliva sí puede provocar escoceduras. La saliva se vuelve más ácida y, al tragarla, la orina también se vuelve más ácida afectando a su delicada piel, pudiendo provocar irritaciones e incluso heridas. La mejor solución a este problema es cambiarle el pañal en cuanto notemos que está mojado. Al limpiarlo y cambiarlo es conveniente aplicar algún tipo de crema protectora para evitar la aparición de heridas y escozores. De esta manera haremos menos doloroso el proceso de dentición de nuestro pequeño.

 

 

 

 

Tener una sonrisa perfecta es una de nuestras mejores armas de seducción. Eso lo sabemos todos, pero lo que quizás no tengamos tan claro es qué hacer o cómo conseguirla. La sonrisa de una persona puede ayudar a abrir innumerables puertas, ya sea en lo laboral, académico y por qué no en lo sentimental.

Es de suma importancia causar esa buena impresión.

¿Preparado para seducir? Te recopilamos en cinco claves los pasos a cuidar para lograr esa sonrisa perfecta.

1. Cepillo y cepillado

Cepillar los dientes después de cada ingesta de comida y al menos, tres veces al día. Nunca debes irte a la cama sin lavártelos y sin haber usado seda o hilo dental entre tus dientes.

Y no olvides una correcta higiene de tu lengua y paladar mediante limpiadores linguales o, incluso, con tu propio cepillo. Antes de usar cualquier colutorio es mejor que consultes a un especialista ya que algunos no pueden usarse en determinados casos y otros no se recomienda emplearlos de manera continua.

Cambia tu cepillo cada 3 meses, o siempre que las cerdas hayan perdido la forma y estén despuntadas.

2. Evita ciertos alimentos (azucarados, ácidos, café…)

Las bacterias productoras de caries se nutren especialmente de los alimentos ricos en azúcares.

Lo mejor que puedes hacer es intentar reducir su consumo y cepillártelos inmediatamente. Evita beber con frecuencia bebidas carbonatas o zumos ácidos (naranja, limón o pomelo) porque son capaces de descalcificar el esmalte de tus dientes y provocan el desgaste prematuro.

Otros como el café, el té o el vino pueden teñirlos. Usar pajitas para beber estos líquidos podría ser un buen consejo. Además, una buena opción si te encuentras fuera de casa y olvidaste tu cepillo de dientes es masticar chicles sin azúcar.

3. Cuidado con los cambios de temperatura

Un cambio brusco de temperatura en los alimentos que ingesta provoca aumento de la sensibilidad e, incluso, inflamaciones de lo vasos sanguíneos del interior de tus dientes.

4. Di «no» al tabaco

El tabaco provoca pérdida en la permeabilidad de las mucosas, es decir, disminuye la oxigenación de todo tejido, dando lugar al envejecimiento prematuro y ausencia de salud de los tejidos que rodean al diente.

5. Visita a tu dentista

Acude a tu odontólogo dos veces al año como medida de prevención y para realizarte una limpieza profesional. Recuerda que una boca sana nos ayuda a mantener la salud general al permitirnos masticar y tragar los alimentos eficazmente para absorber los nutrientes.

Contacta por teléfono



 Teléfono:
(+34) 913 566 077

 Dirección:
Alcalá 198 (entrada por Bocangel) 1B esc dcha
28028 Madrid
Metro: Ventas – Autobuses: 48, 53, 106, 110, 210
¿Como llegar?

 Horario:
Lunes a Jueves de 10:00 -20:00 ( horario ininterrumpido)
Viernes de 10:00 – 18:00 ( horario ininterrumpido)

 Email:
recepcion@clinicadentalalcala.com

Contacta por email



2 + 1 = ?